Nuevos pictogramas para productos de limpieza

Los nuevos pictogramas

Con intención de dar a conocer el significado de cada uno de los nuevos iconos, la CECU (Confederación de Consumidores y Usuarios) ha puesto en marcha una campaña con la finalidad de que el usuario entienda a almacenar y manipular estas sustancias y qué hacer en caso de accidente. María Emilia Gómez, del área jurídica de CECU lo cuenta: “Hay mucha desinformación, y es indispensable leer las etiquetas y advertencias de seguridad antes de usar estos productos, con el fin de prevenir accidentes o lesiones”.

Además de informar de los componentes, los responsables de la campaña tratan de sacar a los consumidores de errores básicos y derrumbar falsos mitos. “Nunca se debe mezclar lejía con otros productos como amoniaco o desatascador. Y hay que mantener siempre cada sustancia en su recipiente original, para evitar accidentes por despistes”. Guardar el resto de la botella de aguarrás en una botella de agua y olvidarlo entre el suavizante y el lavavajillas puede tener consecuencias muy graves.

A continuación, una explicación del significado de los principales símbolos y en qué productos de su hogar puede encontrarlos:

Tóxico

María Emilia Gómez es clara respecto a los productos que llevan este pictograma: “No deberían estar presentes en ningún hogar por su toxicidad aguda y posibles efectos adversos a la salud”. Según la experta, pueden ser mortales en caso de ingestión, inhalación o contacto con la piel. Un aviso existente en algunos plaguicidas o metanos.

Tóxico o muy tóxico por inhalación, ingestión o contacto con la piel

En gasolina, trementina o aceite para lámparas de uso profesional tampoco deberían estar bajo ningún concepto presentes en el hogar. Pueden ser mortales en caso de ingesta. Además, el estudio de la Universidad de Alcalá de Henares, Cáncer infantil de origen ocupacional: leucemias y linfomas, relaciona algunos casos de cáncer infantil con la exposición a determinados de estos productos en periodos prenatales.

Corrosivo

En desatascadores, amoniaco o limpiador de horno. Significa que puede producir lesiones oculares o quemaduras en la piel. María Eugenia Anta, directora de Tutela de Producto y Comercio de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE) recomienda que al manipular los productos que lleven este pictograma se lleven siempre guantes e incluso prendas especiales y gafas.

Irritante

Habitual en detergentes para lavadoras, limpiadores de inodoro o líquidos refrigerantes. Estos productos suponen un alto porcentaje del número de consultas por posible intoxicación en niños, según datos recopilados por el Grupo de Trabajo de Intoxicaciones de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría de la Asociación Española de Pediatría. La recomendación de Anta de cómo actuar en estos casos es sencilla: “Si se han ingerido, llamar al médico urgentemente. Si se trata de exposición en la piel, lavar bien con abundante agua”.

Inflamable

En pinturas en aerosol, disolventes o purificadores de aire. La precaución pasa por mantenerlos alejados de fuentes de calor. “Es importante elegir bien el lugar de almacenamiento, lejos de llamas abiertas o chispas. Incluso se recomienda no dejarlos en terrazas, sobre todo si pueden estar expuestos al sol en algún momento”, comenta María Emilia Gómez.

Comburente

El mayor peligro de estas sustancias es que pueden provocar la combustión de otras y, de paso, un incendio o una explosión. “Hay que mantenerlos lejos de fuentes de calor como cocinas de gas”, recomienda la técnico de FEIQUE. Entre los productos de este tipo figuran el oxígeno para uso médico, algunas lejías y aguas oxigenadas para uso desinfectante.

Explosivo

“Es poco habitual encontrar este tipo de productos en el hogar”, dice Anta. Aparece, principalmente, en fuegos artificiales o munición, que están sujetos a estrictas recomendaciones de seguridad, como la utilización del equipo de protección individual obligatorio. El problema surge cuando se compran sin los permisos requeridos. La técnico del área jurídica de CECU apunta esta posibilidad: “A veces el consumidor tiene acceso a productos que no debe utilizar”. Es lo que Anta denomina “desviación de producto profesional al hogar”.

Gases a presión

Es uno de los pocos pictogramas que no sustituyen a uno existente porque es de nueva creación. Se encuentra en botellas de gas como cargadores de mecheros o bombonas de helio para inflar globos. Son peligrosas porque explotan en caso de calentamiento y pueden provocar quemaduras o lesiones criogénicas. Por eso hay que protegerlas de la luz del sol y llevar guantes, gafas y máscara cuando se manipulen.

Peligroso para el medioambiente

Muchos de los productos que llevan este pictograma son habituales en el hogar, como barnices, disolventes o aguarrás y tienen efectos nocivos para el medio ambiente inmediatos y a largo plazo. “Las precauciones que se les supone son muy básicas, pero con frecuencia se pasan por alto. Sencillamente hay que reciclarlos con las indicaciones que aparecen en las etiquetas”, asegura María Eugenia Anta. También se cuentan entre estos gasolina, plaguicidas, trementina o biocidas.

Fuente: El País

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *